REFLEXIÓN

 el vaso presente

Una de las realidades de este presente vaso de barro, es su desgaste diario. Para Pablo, esta realidad no era motivo de flaquear. Aunque sabía que tarde o temprano tendría que enfrentarse a la muerte, esa verdad no lo atemorizaba, debido a que sabía que quien había resucitado al Señor Jesús de los muertos lo iba a resucitar, no solo él, sino a todos los que creyeran en el Hijo De Dios.

Que libertad nos produce saber que Dios tiene el control de nuestra vida como de nuestra muerte, y de nuestra resurrección. Siendo que tenemos este conocimiento del poder De Dios, no desmayamos.

En este mismo pasaje, Pablo nos presenta una serie de contrastes entre el vaso de barro, que ahora llama el "HOMBRE EXTERIOR"  y el "HOMBRE INTERIOR".

Y continúa dando a entender que la renovación del hombre interior viene a causa de nuestra relación con Dios. Pablo considera las tribulaciones como momentáneas, pero en lugar de producir desánimo o derrota en él, da testimonio de cómo producen un eterno peso de gloria cada vez más excelente.

De modo que, cuando vivimos por fe en Jesús, tenemos una perspectiva correcta del sufrimiento, y vemos sus consecuencias eternas lugar de las momentáneas. Aunque este vaso presente está sujeto al desgaste diario, a las tribulaciones y a los padecimientos, sabemos que en Cristo Jesús tenemos la esperanza de un futuro glorioso en el cual experimentaremos una transformación total.

LIVE

RADIO

LIVE

TORONTOCHRISTIANRADIO.COM

( 647 ) 980 - 2753  / torontochristianradio@yahoo.ca / © 2016 by TCRadio.